El principal objetivo de los operadores de restauración y las tiendas de conveniencia es preparar y servir siempre a los clientes productos frescos y de alta calidad, a la vez que garantizan la seguridad alimentaria y mejoran el rendimiento, el mantenimiento de los equipos y el control del cumplimiento. Es cuando entra en juego la conectividad en la restauración comercial.

¿Cómo?

Los equipos de las cocinas conectadas responden a los retos claves del sector de la restauración y representan un valor añadido por cuatro factores principales.

  • Ayudan a ahorrar tiempo: interactúan entre sí sin necesidad de que intervengan los operadores, quienes así sufren menos estrés, ganan tiempo y pueden concentrarse en el rendimiento y en la calidad del producto más que en enseñar.
  • Agilizan el flujo de trabajo: los procesos se dinamizan, con el consiguiente aumento de efectividad y eficiencia en todo el funcionamiento de la cocina.
  • Reducen los errores humanos: no hace falta que los empleados intervengan en operaciones específicas, lo que redunda en la productividad y en el riesgo de lesiones.
  • Ahorran costes, porque garantizan total control y visibilidad sobre las operaciones habituales de la cocina y, por tanto, del desperdicio de alimentos y el consumo de energía, que constituye uno de los mayores costes en la restauración comercial.

¿Porqué?

Cuando los profesionales de la restauración deciden conectar sus equipos de cocina profesionales, deben tener presente que para integrar IoT satisfactoriamente es imprescindible convertir el enorme volumen de datos disponibles en información útil y procesable.

Esto solo es posible implementando la conectividad en función de las prioridades del negocio, la estructura previa de tecnología de la información y los requisitos de las distintas partes interesadas.

Ejemplo

Los gerentes de los establecimientos y los técnicos de servicio necesitan acceso rápido a los equipos, monitorización e informes automatizados, alertas para planificar el mantenimiento o acometer averías imprevistas. En el caso de los operadores de restaurantes y los responsables de operaciones en cadena, la prioridad es tener un control centralizado de la red comercial, recopilar información importante para aumentar la productividad y poder efectuar un seguimiento de las tendencias de los consumidores para ofrecer la máxima calidad o enfocar mejor sus actividades de marketing.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad